martes, 16 de octubre de 2012

Un buen rato

   Me gusta kundalini. Lo del me gusta, para ser más precisos, es me cae bien.
   Porque si. Sin más. Me es afín. La conozco poco, es verdad, pero desde el primer momento me agradó.
   Es una declaración de principios.
   Me gustan las personas, las que me gustan, claro.
   Sean como sean, tengan la edad que tengan, sean del sexo que quieran, vivan donde vivan, trabajen en lo que trabajen.
   ¿Han pensado alguna vez porque le gustan unos y otros no? ¿En qué consiste eso de la piel?¿Porqué conectas con alguien a primera vista?¿Porqué en presencia de unos te relajas de inmediato, te repantingas y espatarras todo en uno, al instante?¿Porqué a su lado se respira mejor?¿Porqué se ensancha el espacio a su alrededor? ¿Porqué al mirar a sus ojos todo lo que le rodea se vuelve más brillante y nítido?¿Porqué sus presencias llenan los espacios?¿Porqué se calma la tensión?

Allá va mi lista de "no me gusta":

No me gustan los pobres de mi.
Ni el triste porque si.
No me gusta dar lástima, ni los lastimeros.
No me molan lo misterios (si, yo también digo mola con cuarenta y tres años.¿pasa algo?) (para misterios ya están las novelas). 
Paso de los que se comen el tarro.
Paso de que me lo coman a mi.
Paso de los muermos.
Paso de los problemas imaginarios.
Paso de hacer un mundo.
Paso de ir de víctima.
Paso del marrón.
Paso del quejica.
Paso de los rancios.
Paso del sobrao
Paso del que está de vuelta.
Paso de los maleducados.
Paso de los blandos.
Como resumen paso de los soplagaitas y tocapelotas.

Y ahora la lista de lo que me gusta:

Rodearme de carcajadas.
Las risas sinceras y llanas.
Las bromas guarras.
Las palabras sin sentido.
Los chistes malos.
Los videos tontos.
Las conversaciones tontas.
Me gusta ser macarra si me da la gana.
Me gustan los brillis si me sale de ahí mismo.
Por mis huevos, que me pongo los pitillo de leopardo.
Me gusta lo de "¡relaja la raja!".
La dieta del datil (¡soy toda corazón, además de lenta...que me costó lo mio caer en que consistía la dieta...¡la de burradas que pensé!!)
Me encanta bailar sin complejos.
Las canciones horteras.
Reirme del pavo del vestido de putilla, asomando tras ta cortina del probador, que más tarde se lanzó a  bailar "estaba la pastora lará-lará-larita" enfundado en un minivestido trasparente moviendo las caderas a un lado y otro, cual campana con badajo...(Sé que dije que no le iba a sacar en este blog al aspirante a exhibicionista, pero siempre acabo haciendo aquello que juro que no haré, y esto es otra confirmación de ello)
Disfruto cuando se me pegan las cosas de los demás, cuando me contamino (como la canción) de los demás
   Entre fotos, palabros y conversaciones descabelladas, aparece Ana. Si Ana, con esa cara tan bella, esa melena negra tan suave y brillante. La saludo, la abrazo. Y al hacerlo es como si abrazara al pasado y al futuro.  Es otra persona que me gusta.
   Suena el movil. Es tarde, tengo que irme.
   A todo esto, el motivo de esta entrada es porque me han picado con que hace mucho tiempo que no escribía con la misma frecuencia, así que ¡hala y toma!
   Por el buen rato que hemos pasado.



3 comentarios:

  1. vale!!! pues yo no sé que es la dieta del datil, me lo vas a tener que explicar que ya sabes que yo soy bastante más lenta que tú,

    Azu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! Te lo contesto con un café en la intimidad!

      Eliminar
  2. Yo se q tu lo q quieres es q te coma el rige, q te coma el tigre!!!!! Jajajaja, gracias por dejarme leerte otra vez, pir romper tus promesas, por los badajos y las risas molonas, jajajaja, gracias mil

    ResponderEliminar